No a todos los niños les gustan los colores brillantes, también hay aquellos que prefieren colores más tranquilos. Para aquellos con un gusto minimalista tenemos zapatos azul marino más oscuros. Aún así, ¡no tienen que ser aburridos! Los lunares, los estampados florales, los estampados con monstruos o los estampados con personajes de tus cuentos de hadas favoritos reviven los zapatos. Y al igual que los de otros colores, no solo son agradables sino también cómodos, por lo que son perfectos para cada niño y sus necesidades específicas.